EL VINO ‘LAGARNACHA’ (2020) DE ONTAÑÓN LOGRA MEDALLA DE ORO EN LA XI EDICIÓN DEL CERTAMEN ‘GRENACHES DU MONDE’, CELEBRADO EN NUEVA YORK 

El vino ‘LAGARNACHA’ de Ontañón (2020) ha sido galardonado en Nueva York con una Medalla de Oro en el prestigioso certamen ‘Grenaches du Monde’, un concurso que comenzó su andadura en 2013, organizado por el Consejo Interprofesional de los vinos del Rosellon (Francia), y que con los años se ha convertido en el premio más importante del mundo del vino dedicado exclusivamente a esta variedad.

‘LAGARNACHA’ de Ontañón (2020) es un vino que ha nacido para adentrarse en la finura y elegancia de la rica tradición de esta variedad tan ligada a la herencia viñadora de Rioja Oriental, en concreto de las estribaciones queleñas de la Sierra de Yerga, donde Ontañón Familia viene realizando desde hace más de una década un metódico trabajo de recuperación de la garnacha apostando por los clones ancestrales de la zona, su diversidad de suelos y por la altura en viñedos que se encuentran en enclaves límites de cultivo. En la elaboración de ‘LAGARNACHA’ de Ontañón (2020) ensamblamos diferentes parcelas de viñedo, pequeñas fincas de edades que superan los treinta años y que se asientan en una amalgama de suelos en laderas y carasoles con enorme presencia de cantos rodados. Además, también llevamos varios años recuperando lugares y parajes emblemáticos de esta variedad a través de nuevas plantaciones.

Una de las características más destacables de ‘LAGARNACHA’ de Ontañón (2020) es su equilibrio entre los aromas de la variedad y la búsqueda del tanino envolvente. Para la extracción de la fragancia clásica de estas garnachas queleñas, se juega con diferentes temperaturas en los procesos de prefermentación y fermentación. La filosofía es que la zona y la fruta predomine en toda la vida del vino. Para lograr el tanino dulce y envolvente, el enólogo de Ontañón, Rubén Pérez Cuevas, trabaja con barricas mixtas con duelas de roble americano y tapas de roble francés. El resultado es una sensación de largura y redondez en boca.  “La finura que buscamos en un vino que expresa a la perfección la personalidad de la garnacha queleña”, sostiene. 

Las garnachas de Quel, pioneras de Rioja (*)

El Servicio de Agricultura de la Diputación de Navarra, fundado en 1896 y dirigido por Nicolás García de los Salmones, realizó una labor extraordinaria en los fundamentos de la repoblación de los viñedos que habían sido afectados por la filoxera a finales del siglo XIX. En 1912 celebró el primer Congreso Nacional de Viticultura y en una de las ponencias más decisivas del evento, García de los Salmones presentó una lista de 42 variedades cultivadas en la provincia de Logroño y 26 en la de Álava.  Como subrayaron en un estudio los investigadores Fernando Martínez de Toda y Juan Carlos Sancha, esta relación «es la más extensa de cuantas aparecen en la bibliografía sobre el inicio de patrimonio varietal vitícola de Rioja». Y lo extraordinario es que Nicolás García de los Salmones menciona el cultivo de las variedades por pueblos y destaca a Quel como el principal núcleo de garnacha en Rioja. (También subraya a Quel por la presencia de la mazuela, el anavés y la chasselas).  Esta publicación es fundamental porque se trató de la primera vez en la historia que se realizó una cuantificación del patrimonio varietal vinculando castas de uvas con localidades y esto aún da más valor al origen histórico de las garnachas de Quel, las pioneras de Rioja.

Sobre el certamen ‘Grenaches du Monde’Tras celebrarse en diferentes ciudades europeas, este año es la primera vez que ‘Grenaches du Monde’ sale del Viejo Mundo para trasladarse a Nueva York. El jurado ha estado compuesto por 80 profesionales -por primera vez todos de América del Norte- distribuidores, sumilleres, importadores, así como periodistas y personas influyentes del mundo del vino. Estos expertos evaluaron vinos de 4 países diferentes (Francia, España, Italia y Estados Unidos) y seleccionaron los mejores por sus cualidades. Cada jurado juzgó unos 80 vinos en total. ‘Grenaches du Monde’ es un concurso anual abierto a todos los vinos de garnacha (puros o ensamblados), sin restricciones de color ni de origen. La mayoría de los vinos del concurso se elaboran a partir de garnacha en todas las categorías de vinos: espumosos, tranquilos, generosos, dulces, vinos de licor, etc., y procedentes de todos los países productores.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *