RAFAEL VIVANCO SIGUE APOSTANDO POR LA INNOVACIÓN Y LANZA EL PRIMER ESPUMOSO ROSADO DE RIOJA, VIVANCO CUVÉE INÉDITA RESERVA EXTRA BRUT ROSÉ 2018

  • El enólogo riojano vuelve a ser pionero al elaborar el primer espumoso rosado reserva de la D.O.Ca. Rioja. El enólogo de Bodegas Vivanco, que en 2015 fue el encargado de liderar la comisión de expertos para desarrollar la propuesta de una normativa que culminaría en la nueva categoría de vinos espumosos dentro de la denominación, presenta Vivanco Cuvée Inédita Rosado Reserva Extra Brut DOCa Rioja 2018, un vino de enorme singularidad que utiliza por primera vez variedades tintas autóctonas riojanas, Garnacha (90%) y Mazuelo (10%), procedentes de viñedos propios en Alesón y Briones.
  • En su primera añada, Rafael Vivanco remarca, con una producción limitada de 1.400 botellas, su apuesta personal por las variedades autóctonas de Rioja, presentes en todos los vinos de Bodegas Vivanco, y por el desarrollo de un proyecto vitícola que se inspira en los mejores terruños de Rioja a partir de una selección de viñedos propios.
  • Este lanzamiento se une a su primer espumoso Vivanco Cuvée Inédita Reserva Extra Brut, también pionero en su elaboración, en este caso con variedades blancas seleccionadas en la Finca La Concepción. Gracias a su elegante coupage de Maturana Blanca (45%), Tempranillo Blanco (30%), Viura (15%) y Chardonnay (10%), se ha convertido, por segundo año consecutivo y en su añada 2018, en el Mejor Espumoso de Rioja para el crítico británico Tim Atkim en su informe anual de Rioja.

Briones (La Rioja), 23 de mayo de 2022. Guiado por su constante afán de investigación e innovación, Rafael Vivanco, Enólogo y copropietario de Bodegas Vivanco, presenta el primer espumoso rosado dentro de la DOCa Rioja, Vivanco Cuvée Inédita Rosado Reserva Extra Brut DOCa Rioja 2018. Este vino único y pionero ha sido elaborado con las variedades tintas autóctonas riojanas, 90% Garnacha tinta y 10% Mazuelo, procedentes de viñedos propios de la bodega en Alesón y Briones, Rioja Alta, continuando el relato creativo y la apuesta por la tierra a la que nos tiene acostumbrados Rafael Vivanco, con una mezcla seleccionada o cuvée (de ahí la marca “Cuvée Inédita”) con el mínimo dosaje y alto potencial de envejecimiento, orientada directa y exclusivamente a la categoría de rosado Reserva. 

Un espumoso de calidad “de color pálido, que tiene un paso por boca cremoso con aromas a fruta roja, y rosas, y sutiles notas tostadas de autolisis, y un final seco y fresco”, tal y como señala el Master of Wine, Tim Atkin, en su informe Rioja sobre esta nueva referencia de Bodegas Vivanco. Su valoración, 91 puntos. Esta versión de burbujas rosadas, se une a su primer espumoso elaborado con variedades blancas, Vivanco Cuvée Inédita Reserva Extra Brut, que a partir de la selección de uvas de la Finca La Concepción, viñedo de la bodega en Briones, se ha convertido, por segundo año consecutivo y en su añada 2018, como el Mejor Espumoso de Rioja para el crítico británico, Tim Atkim, en su informe anual de Rioja.

Bodegas Vivanco apuesta de nuevo por las burbujas dentro de la D.O.Ca. Rioja

Fue en el año 2015 cuando, por primera vez en su historia, el Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja iniciaba el proceso de valorar una potencial nueva categoría de vino espumoso de calidad dentro de la denominación de origen. Rafael Vivanco, cuarta generación de la familia y Enólogo de Bodegas Vivanco, fue el encargado de liderar la comisión de expertos a los que se encomendó la tarea de desarrollar la propuesta de una normativa encaminada a dar los primeros pasos para mostrar que en dentro de la denominación se daban las variedades y los terruños adecuados para elaborar grandes espumosos.

Dos años después, en 2017 y tras un arduo trabajo, se aprobó la propuesta inspirada inicialmente en Champagne (con los requisitos de vendimia manual y la elaboración según el método tradicional o champenoise). Se trataba de una categoría de espumosos de alta calidad, distintos, con la personalidad de la tierra riojana y los matices de las diversas variedades de uva de la zona. 

A aquella primera vendimia, autorizada oficialmente y que desafió la helada más devastadora del último medio siglo, se sumaron ocho bodegas, entre ellas Bodegas Vivanco, que marcó un hito con Vivanco Cuvée Inédita Reserva Extra Brut DOCa Rioja 2017, el primer espumoso y único en el mundo elaborado con un cuarteto de uvas locales: 45% Maturana Blanca (uva minoritaria y de la que Bodegas Vivanco es pionera en su cultivo), Tempranillo Blanco (30%), Viura (15%) y Chardonnay (10%). Un comienzo que ahora fructifica, con otros tonos y matices, en Vivanco Cuvée Inédita Rosado Reserva Extra Brut DOCa Rioja 2018.

Una historia con final rosa que comienza en la tierra riojana

Esta historia con la luz rosada del atardecer comienza en la Rioja Alta, en viñedos propios de la familia Vivanco, concretamente en las localidades de Alesón y Briones. A una altitud de 580 metros, en una zona fresca del extremo oriental del Valle del Najerilla, se encuentra la primera. En sus suelos profundos, mezcla de arcillas y gravas, se dan las condiciones que favorecen la maduración lenta de la Garnacha y una mayor acidez, perfecta para la elaboración de espumosos como este rosado. La variedad Mazuelo proviene de viñedos de Briones, cuyas cepas se asientan en suelos más sueltos y pobres, ideales para el control del vigor de esta variedad, y mejora la maduración y la personalidad de este vino.

La de 2018 fue una añada atlántica y gélida, con copiosas lluvias que llegaron a acumular 655 l/m2 en el total del ciclo del viñedo. El húmedo invierno culminó tiñendo de blanco el paisaje con una espectacular nevada el Día de Reyes: magia y belleza para la contemplación, pero todo un reto para la viña. Con dos semanas de retraso respecto al año anterior, a mediados del mes de abril llegaron los primeros brotes a las cepas, que tuvieron que combatir una primavera fría y muy lluviosa, al igual que lo fue, inusualmente, el mes de julio. Después, los cielos rasos marcaron un árido agosto, responsable de la maduración tardía. 

Todos estos avatares brindaron a las uvas gran perfil aromático y acidez para la elaboración de espumosos con alto potencial de guarda. Un ejemplo de cómo la dificultad se hace virtud y se condensa en un rosado atípico.

Tradición y cuidado para las burbujas más modernas

Las dos variedades de uva que integran Vivanco Cuvée Inédita Rosado Reserva Extra Brut DOCa Rioja 2018 se vendimiaron con mimo, a mano y por separado, en pequeños recipientes separados y en su momento óptimo, según cata de uva y analítica, a mediados de septiembre de 2018. Tras la recolección, las uvas pasaron a cámara frigorífica y mesa de selección para un meticuloso escrutinio. 

La extracción del mosto fue suave y delicada, con un rendimiento bajo encaminado a lograr mostos puros, afrutados y que mostraran la herencia del viñedo. Los mostos de cada variedad realizaron una primera fermentación en pequeños depósitos de acero inoxidable a baja temperatura controlada y, finalizada tras un tiempo en sus lías, se trasegaron y se realizó la mezcla seleccionada, o cuvée, de los vinos rosados base monovarietales en la proporción 90% Garnacha tinta y 10% Mazuelo. Este rosado durmió hasta el mes de enero, cuando se realizó el tiraje y con él la segunda fermentación en botella, característica del método tradicional o champenoise.

Entre el frescor natural de los calados subterráneos de la bodega, se han conservado las botellas en rima durante 24 meses, en contacto con sus lías, para que adquirieran armonía, complejidad y profundidad en aromas, texturas y fina efervescencia. Tras este largo sueño, en enero de 2021, se realizó el degüelle con relleno del propio espumoso para preservar aún más su personalidad, y con un ínfimo dosaje, Extra Brut, para armonizar la viva acidez sin enmascarar la pureza varietal y del terruño. Aún quedaban, al menos, otros 13 meses para descansar con corcho en botellero, antes de poder deslumbrar en el paladar.

De burbuja fina y persistente, su delicado y bello color pálido asalmonado deja patente su larga maduración en botella. Sus aromas, frescos y complejos, combinan la fruta roja y los cítricos con notas terciarias a frutos secos y pan brioche, perfectamente armonizadas. La efervescencia juega en la boca con una textura cremosa, un sutil equilibrio entre la vibrante acidez y la elegante envoltura de la madurez. El final es profundo y delicado, con un fondo afrutado, mineral y complejo que invita a seguir paladeando. 

Vivanco Cuvée Inédita Rosado Reserva Extra Brut DOCa Rioja 2018, servido preferentemente entre 6 y 8 ºC en copa tulipa o una más ancha para despertar aún más su complejidad aromática, marida a la perfección con mariscos como ostras, vieiras o langostinos; platos tradicionales como la paella, el salmón en hojaldre, la pasta, el cordero asado, el pichón, el rodaballo o el rape al horno. También nos transporta a otros países y culturas en compañía del sushi, el sashimi o el foie gras, sin olvidar los postres: el queso de rulo de cabra, el Comté o el chocolate negro con aceite de oliva y flor de sal, alcanzarán la excelencia en su burbujeante compañía. 

Etiqueta: Distinción en plata con siglos de historia

Con una exclusiva edición limitada de 1.400 botellas numeradas, Vivanco Cuvée Inédita Rosado Reserva Extra Brut DOCa Rioja 2018 luce una etiqueta señorial y elegante, decorada con uvas y pámpanos, inspirada en las clásicas de plata más antiguas que datan del siglo XVIII, y que se exponen permanentemente en la Sala 5 del Museo Vivanco de la Cultura del Vino, en Briones, La Rioja. Estas primeras y singulares etiquetas se colgaban sobre los decantadores para indicar la procedencia del vino que viajaba en barricas desde sus lugares de elaboración. Una distinción que resume el compromiso de la familia Vivanco por compartir los vestigios seculares del vino, condensados también entre burbujas.

Compromiso e innovación con raíces

El compromiso con la innovación en la elaboración de vinos de la DOCa Rioja por el equipo que integra Bodegas Vivanco, con Rafael Vivanco al frente, queda patente desde hace décadas con su investigación de variedades autóctonas de la zona. A partir de sus 300 hectáreas de viñedo propio, han sabido combinar tradición con vanguardia, dando lugar a alguno de los vinos más audaces de esta Denominación de Origen.

Sus monovarietales Colección Vivanco Parcelas de Garnacha, Colección Vivanco Parcelas de Mazuelo, Colección Vivanco Parcelas de Maturana Tinta y Colección Vivanco Parcelas de Graciano, y sus vinos de finca Colección Vivanco 4 Varietales y Colección Vivanco 4 Varietales Dulce de Invierno, han sido premiados nacional e internacionalmente. Todos ellos han descubierto las inmensas posibilidades de las variedades riojanas para elaborar vinos singulares, siempre que se cultiven con sabiduría y en terruños idóneos. No podemos olvidar la reinterpretación de las categorías clásicas de Rioja con vinos de perfil moderno como Vivanco Crianza y Vivanco Reserva, y la incorporación de variedades como las también autóctonas Tempranillo Blanco y Maturana Blanca a su Vivanco Viura-Tempranillo Blanco-Maturana Blanca.

Innumerables son los reconocimientos otorgados Vivanco Bodega, Fundación y Experiencias. En febrero de 2016, el Premio a la Trayectoria de la Empresa Familiar Año 2015, concedido anualmente por la Firma Internacional EY (Ernst&Young Global Limited). En septiembre de 2014, la revista Wine&Spirits seleccionó a Vivanco entre las 100 mejores bodegas del mundo, según la lista “Wine&Spirits’ Top 100 Wineries of the Year for 2015”. Galardones que se suman, entre otros, al Premio Bodega del Año por parte de la Guía Gourmets (2013) o, la más reciente, la clasificación World’s Best Vineyards que, en 2020, distinguió a este sueño de la familia Vivanco como una de las 50 mejores bodegas de todo el mundo, gracias a su sorprendente y atractiva experiencia enológica.

¿QUÉ ES VIVANCO? www.vivancoculturadevino.es

Vivanco es su origen familiar. En 2004, la FAMILIA VIVANCO decidió hacer realidad en Briones, La Rioja, el sueño de toda una vida de entusiasmo y dedicación: compartir con el mundo su pasión por la Cultura del Vino. Con un origen humilde desde el viñedo, el vino ha sido el eje vital de la familia durante cuatro generaciones y 100 años de trabajo y compromiso. Con un espíritu pionero y una ilusión sin límites, era el momento de compartir esta vocación devolviéndole al vino todo lo que el vino les había dado.

Vivanco es mucho más que vino. Una BODEGA donde se entiende el vino desde una visión exigente, dinámica y actual. Un proyecto enológico contemporáneo con unos vinos diferentes y singulares, procedentes de los viñedos de la familia. La expresión auténtica de una tierra repleta de curiosidades.

Vivanco es mucho más que Cultura. Una FUNDACIÓN donde el pasado y el presente se hacen uno. Un apasionante viaje a través del conocimiento y la historia, con un Museo único donde se descubre la esencia del vino desde la experiencia, sensibilidad e innovación.

Vivanco es mucho más que Experiencias. Vivanco quiere transportar al amante del vino a un nuevo universo de sensaciones donde el mismo vino toma todo el protagonismo. Una nueva forma de ENOTURISMO con más de 9.000 m² de emociones y actividades alrededor de la cultura, el arte, la gastronomía, el sabor y la diversión. El punto de encuentro entre conocimiento y disfrute del vino.

Hoy Vivanco entiende el vino como una forma de vida desde una perspectiva innovadora y llena de energía ofreciendo una experiencia única y exclusiva en torno a la Cultura del Vino. Bodega, Fundación y Experiencias son el fiel reflejo del compromiso de la Familia Vivanco para “devolverle al vino lo que el vino les ha dado”.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.