• La UE y el Reino Unido llegaron el pasado jueves 24 en un acuerdo provisional para el Brexit con efecto a partir del 1 de enero, pendiente de ser ratificado por el Parlamento Europeo.
  • El Brexit con deal conlleva que, finalmente, la relación comercial entre el Reino Unido y la Unión Europea no se regirá por el marco de la Organización Mundial de Comercio, hecho que implicaba la temida imposición de cuotas y aranceles y la aparición de nuevos competidores en las exportaciones.
  • A pesar del acuerdo, las empresas tienen que estar preparadas para nuevas demandas en la hora de exportar productos en el Reino Unido que se irán implementado a lo largo del 2021 a través de tres fases diferentes en las que, paulatinamente, se pedirán requisitos y documentación cada vez más específicos.
  • Ante este panorama de Brexit acordado, se calcula que las exportaciones agroalimentarias catalanas en el Reino Unido puedan aumentar alrededor de un 9%.

Tras meses de negociaciones, el Reino Unido y en Unión Europea han podido salvar sus diferencias y el pasado jueves 24 de diciembre llegaron a un acuerdo provisional sobre el Brexit. La primera y más importante consecuencia del acuerdo es que el sector agroalimentario catalán se ahorrará un sobrecoste en aranceles calculado en 69,34 millones de euros. De este modo, sectores como el cárnico o el Fine Food, dos de los potencialmente más afectados, respiran tranquilos. De hecho, se prevé que las exportaciones alimentarias catalanas en el Reino Unido puedan aumentar alrededor de un 9% el 2021.

El domingo 20 de diciembre era el último día para que el parlamento europeo llegase a un acuerdo sobre el Brexit para aprobarlo en un consejo extraordinario de ministros el 28 y 29 de diciembre. No se llegó y todo parecía que entraríamos al 2021 sin un entendimiento entre ambas partes. Finalmente, a pesar del importante escollo en cuanto a la actividad pesquera, ambas partes han alcanzo un acuerdo provisional, pendiente de la ratificación del Parlamento Europeo y el Parlamento británico.

Otra consecuencia que finalmente no sufrirán las empresas exportadoras catalanas, una vez se ratifique el acuerdo, es la aparición de nuevos países competidores con condiciones comerciales más favorables, puesto que el acuerdo evita que entremos en el marco de la OMC. Así mismo, el sector alimentario catalán también tendría que comparar con condiciones desfavorables con otros países que han blindado sus relaciones bilaterales con Reino Unido, como por ejemplo EE.UU., Canadá, Chile, Japón, Israel o Marruecos, entre otros.

Reino Unido, un mercado de peso para las exportaciones alimentarias catalanas

La alimentación es el cuarto sector en importancia de las exportaciones catalanas en el Reino Unido con un 12,71% del total exportado con 548,70M€ exportados en 2019 (el 5,14% del total exportado al mundo). Hay que remarcar que, en los últimos 10 años las exportaciones catalanas agroalimentarias en el Reino Unido han crecido un 66,49% en volumen y se han doblado en valor (103,18%). Actualmente, es el sexto país de destino de las exportaciones de alimentos y bebidas de Catalunya, por detrás de Francia, Italia, China, Alemania y Portugal. Aun así, Catalunya es el 19.º proveedor Mundial del Reino Unido en Alimentación y lo el 11.º entre los países integrantes de la UE.

El mercado agroalimentario en el Reino Unido es muy maduro, con una oferta variadísima y fuerte competencia, pero que por otro lado facilita la entrada y la consolidación de las empresas que hacen productos de calidad y valor añadido. En este sentido, se ha convertido en un mercado muy atractivo para las empresas catalanas que han visto cómo sus productos son muy valorados por los consumidores británicos. Un hecho que lo ratifica es que, durante el 2020 y respecto a 2019, con los datos disponibles hasta septiembre, se han incrementado las exportaciones agroalimentarias en el Reino Unido en un 3,03% en valor y un 3,65% en volumen.

Por otro lado, en el Reino Unido exportan 3.382 empresas catalanas (2019) de las cuales 557 corresponden a las de alimentos y bebidas (16,47%).

Los sectores agroalimentarios catalanes que más exportan en Reino Unido son el Fine Food (35,61%) del total exportado – liderado por las conservas de fruta y verdura (8,23%), los productos de pastelería (7,02%), platos preparados (6,11%), la cerveza (4,43%), el cacao y productos de cacao (2,44%), el café (2,15%), la confitería (2,03%) y los frutos secos (1,82%) -, el cárnico (31,24%), la fruta y huerta (10,96%), el vino (8,56%) , los aceites vegetales (5,10%) – liderado por el aceite de oliva (3,96%)- y el pescado (1,63%).

Hay que remarcar también que el Reino Unido es un país netamente importador de alimentos, puesto que sus producciones no son suficientes para alimentar su población e importa más del 50% de los alimentos que consume.

Únicamente el 15% de la fruta fresca y el 55% de las verduras comercializadas en el Reino Unido se cultivan localmente y la mayoría proviene de la UE. Así, es importador limpio de frutas y hortalizas. Por otro lado, cerca del 40% de la carne de cerdo que se consume el mercado británico proviene de las importaciones.

Impacto en la gestión de las exportaciones de mercancías

A pesar que hablamos de un acuerdo, como era previsible el Brexit desencadena una serie de cambios en la gestión logística, operativa y burocrática de las empresas que quieran exportar sus productos en Reino Unido, así como aspectos económicos que se tendrán que tener mucho en cuenta.

Una consecuencia es la gestión del IVA, puesto que se tendrán que cumplir normas y procedimientos en esta materia como en otros mercados terceros.

En cuanto al control de aduanas, será necesario presentar declaraciones en aduana cuando se importen, exporten o transporten bienes a través de Reino Unido. Además, para determinado tipo de bienes será necesaria una licencia especial. También se prevé un aumento de gastos de gestión y tiempo por la aparición de fronteras en el transporte.

Las empresas también tendrán que estar preparadas para cambios legales y comerciales como, por ejemplo, cambios en el etiquetado e información para los consumidores, en los registros de marca y distintivos de calidad.

Todas estas nuevas demandas y requisitos a la hora de exportar productos en el Reino Unido se irán implementado a lo largo del 2021 a través de tres fases diferentes (enero, abril y julio) en las que, paulatinamente, se pedirán requisitos y documentación cada vez más específica

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.