• Dos vinos de Bodegas Vivanco, concretamente la Añada 2018 de Vivanco Viura-Tempranillo Blanco-Maturana Blanca, y Vivanco Crianza Añada 2016, fueron los vinos escogidos para la cena de gala que conmemoraba los 40 años de la Feria Internacional de Turismo, FITUR. Un acto presidido por S.M. el Rey Don Felipe VI y organizado por la Organización Mundial del Turismo (OMT), cuyo secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, inauguró.
  • Al encuentro, celebrado el pasado martes 21 de enero en el Palacio de Cibeles de Madrid, asistieron Rafael Vivanco, enólogo de Bodegas Vivanco; y Eduardo Díez, director de Enoturismo y del Museo Vivanco de la Cultura del Vino, además de ministros de Turismo y embajadores de países participantes en FITUR 2020, y de destacadas personalidades del mundo de la gastronomía, la cultura y el deporte.
  • Los dos vinos, blanco y tinto, de la bodega familiar riojana Vivanco, cuya presencia internacional destaca en más de 50 países, maridaron a la perfección con el menú creado por el restaurante Coque, con dos estrellas Michelin, de los hermanos Sandoval. Una ocasión para reconocer la labor de este escaparate internacional del turismo que es FITUR, al que este año acuden, hasta el 26 de enero en Madrid, 918 expositores de 165 países.

Briones (La Rioja), 23 de enero de 2020. Los vinos de Bodegas Vivanco Vivanco Viura-Tempranillo Blanco-Maturana Blanca Añada 2018, y Vivanco Crianza Añada 2016, han sido los protagonistas enológicos de la cena de gala que, el 21 de enero, ha conmemorado el 40 aniversario de la Feria Internacional de Turismo, FITUR: una cita mundial, e imprescindible, que se celebra en Madrid del 22 al 26 de enero. Al evento organizado por la OMT (Organización Mundial del Turismo), y presidido por S.M. el Rey Don Felipe VI, acudieron el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, así como ministros de Turismo y embajadores de numerosos países que tienen representación en la cita más relevante de este sector en el mundo.

Rafael Vivanco, enólogo de Bodegas Vivanco, y Eduardo Díez, director de Enoturismo y del Museo Vivanco de la Cultura del Vino brindaron, durante esta cena que marcaba este aniversario tan importante en la historia de FITUR, junto a representantes internacionales y personalidades del mundo de diversos ámbitos, entre ellos la gastronomía, la cultura o el deporte. La lista de invitados que acudieron a esta cita emblemática incluyó a Rafael Ansón, presidente de la Real Academia de Gastronomía; Joxe Mari Aizega, director general del Basque Culinary Center; el actor y director Pau Roca; el empresario cinematográfico y presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, y el ex futbolista y ex seleccionador nacional Fernando Hierro.

Un brindis internacional para un maridaje con personalidad

Los asistentes disfrutaron de una cena servida por el restaurante Coque, que cuenta con dos estrellas Michelin gracias al arte culinario de los hermanos Mario, Diego y Rafael Sandoval. Un menú para el que se seleccionaron dos vinos muy especiales de Bodegas Vivanco. Por un lado, la Añada 2018 del Blanco Vivanco Viura-Tempranillo Blanco-Maturana Blanca, una premiada creación de Rafael Vivanco. El enólogo de esta bodega familiar con presencia en más de 50 países, ubicada junto al Museo Vivanco de la Cultura del Vino en Briones (La Rioja), investiga y extrae las mejores cualidades de las variedades minoritarias y autóctonas de uvas de la DOCa Rioja, con las que ha logrado vinos de personalidad muy marcada. De hecho, este vino blanco se trata del primero, a nivel mundial, con un coupage muy singular: 50% Viura, 35% Tempranillo Blanco y 15%, Maturana Blanca. Tres variedades procedentes de viñedos propios de la familia Vivanco en La Rioja.

Vivanco es una de las bodegas que más ha apostado, dentro de la DOCa Rioja, por el cultivo del Tempranillo Blanco, una variedad autóctona, minoritaria y casi desconocida de la DOCa Rioja, cuyo cultivo se circunscribe solo a esta denominación en todo el mundo. El resultado es un vino amarillo pálido con reflejos verdosos, limpio y brillante. En nariz se muestra expresivo, intenso y complejo, con aromas a cítricos, manzana verde y melocotón blanco, acompañados de elegantes toques florales. En boca es muy fresco y sabroso: invita a beber y disfrutar junto a todo tipo de ensaladas, arroces suaves, carnes blancas, cremas frías, pescados y mariscos. Una elaboración especial cuyo continente es una botella inspirada en una original del siglo XVIII, que se puede visitar en el Museo Vivanco de la Cultura del Vino. Añadas previas de este vino han sido reconocidas con la Medalla de Plata en la International Wine Challenge de Londresy con el Baco de Bronce en el Concurso de Vinos Jóvenes Baco, que organiza la Unión Española de Catadores.

En la cena de celebración del 40 aniversario de FITUR, el segundo vino protagonista que deleitó a los comensales fue un tinto fresco y floral: Vivanco Crianza Añada 2016. Elaborado con un 95% de Tempranillo, un 2% de Maturana Tinta y un 3% de Graciano, el resultado es un vino color rojo brillante con ligeros ribetes púrpuras. Destacan sus aromas frescos e intensos a frutos rojos, con notas especiadas y de regaliz, y elegantes aromas tostados y ahumados. Fresco y goloso, su paso en boca es elegante, persistente y muy equilibrado. Este vino, cuya etiqueta protagoniza la obra Le Troubadour de Joan Miró, logra toda su personalidad después de dieciséis meses en barricas de roble francés (60%) y americano (40%), y un mínimo de seis meses en botella. Un vino perfecto para acompañar todo tipo de tapas, cocina mediterránea, arroces, legumbres, pasta y carnes blancas y rojas. No en vano la revista Wine Spectator lo incluyó dentro de los 100 mejores vinos del mundo y forbes.com lo seleccionó como uno de los 13 mejores vinos de los cinco continentes.

Ambas elaboraciones fueron el maridaje perfecto para los platos servidos por el restaurante Coque, de los hermanos Sandoval, en la cena organizada por la OMT. Cabe destacar que este organismo internacional, vinculado a Naciones Unidas desde 1976, reconoció el pasado año la importancia del vino en la cultura universal y premió la labor realizada por la Fundación Vivanco. En mayo de 2019, Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT, entregó a la familia Vivanco la placa que acredita su firme compromiso con el turismo, la enología, el respaldo al entorno rural y la puesta en valor del patrimonio.

En este entorno de celebración se recordaba en la cena del martes 21 de enero, en el Palacio de Cibeles de Madrid, las cuatro décadas de vida del referente mundial que es FITUR, el mayor escaparate internacional del turismo. Este año cuenta con 11.040 participantes y 918 expositores de 165 países, lo que supone, hasta el momento, la mayor edición de esta feria que prevé superar los 142.000 profesionales y los 110.000 asistentes del fin de semana del pasado 2019. Todo un hito por el que brindar.

¿QUÉ ES VIVANCO?

Vivanco es su origen familiar. En 2004, la FAMILIA VIVANCO decidió hacer realidad en Briones, La Rioja, el sueño de toda una vida de entusiasmo y dedicación: compartir con el mundo su pasión por la Cultura del Vino. Con un origen humilde desde el viñedo, el vino ha sido el eje vital de la familia durante cuatro generaciones y 100 años de trabajo y compromiso. Con un espíritu pionero y una ilusión sin límites, era el momento de compartir esta vocación devolviéndole al vino todo lo que el vino les había dado.

Vivanco es mucho más que vino. Una BODEGA donde se entiende el vino desde una visión exigente, dinámica y actual. Un proyecto enológico contemporáneo con unos vinos diferentes y singulares, procedentes de los viñedos de la familia. La expresión auténtica de una tierra repleta de curiosidades.

Vivanco es mucho más que Cultura. Una FUNDACIÓN donde el pasado y el presente se hacen uno. Un apasionante viaje a través del conocimiento y la historia, con un Museo único donde se descubre la esencia del vino desde la experiencia, sensibilidad e innovación.

Vivanco es mucho más que Experiencias. Vivanco quiere transportar al amante del vino a un nuevo universo de sensaciones donde el mismo vino toma todo el protagonismo. Una nueva forma de ENOTURISMO con más de 9.000 m² de emociones y actividades alrededor de la cultura, el arte, la gastronomía, el sabor y la diversión. El punto de encuentro entre conocimiento y disfrute del vino.

Hoy Vivanco entiende el vino como una forma de vida desde una perspectiva innovadora y llena de energía ofreciendo una experiencia única y exclusiva en torno a la Cultura del Vino. Bodega, Fundación y Experiencias son el fiel reflejo del compromiso de la Familia Vivanco para “devolverle al vino lo que el vino les ha dado”.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.