El portal más importante de España de divulgación de la cultura del vino, Verema, nomina a Clos de Lôm como mejor bodega del año y al Clos de Lom Garnacha como mejor vino revelación


Apenas diez meses de presencia en el mercado con sólo cuatro vinos de añada, y Clos de Lôm se ha convertido en la bodega de moda de la Comunidad Valenciana y en la firma revelación del panorama nacional.

Aparte del éxito comercial de estos cuatro vinos, los varietales de 2018 blanco de Malvasía, rosado de Monastrell de viñedos viejos, y los tintos de Tempranillo y Garnacha, la crítica también se ha ido sorprendiendo de los vinos de la bodega de Fontanars, coincidiendo en sus puntuaciones tanto en los prescriptores nacionales como los internacionales.

Con el cierre del año y a la espera de la salida al mercado de la nueva añada, son más de catorce las medallas internacionales recabadas en este escaso tiempo, la mitad de ellas de oro, a las que se suman diversos reconocimientos y puntuaciones por encima de 90 en la mayor parte de las guías.

Ahora es el portal web más prestigioso del mundo del vino y de mayor seguimiento en nuestro país, Verema, el que también se hace eco del caso de éxito de Clos de Lôm al llevar a la bodega a la final de sus premios anuales como Mejor Bodega del Año por un lado, pero también con el tinto Clos de Lôm Garnacha en la categoría de Mejor Vino Revelación 2019.

En la votación final serán de nuevo los clientes y amigos de Verema los que tengan la última palabra para elegir los ganadores, pero lo cierto es que para Clos de Lôm alcanzar la final, y en dos categorías, es todo un privilegio que hace valer el objetivo que la propiedad se marcó al inicio del proyecto, el de hacer grandes vinos desde las Terres dels Alforíns, en el suroeste de Valencia, reivindicando un terroir singular y de tradición vinícola milenaria.

El Clos de Lôm Garnacha 2018 logró 95 puntos en la revista de la SEVI, codeándose con los mejores pese a tener que competir en esa “altitud” de puntos con vinos de toda España y de crianzas variadas. Eso no fue impedimento que la crítica le llevara a puestos de honor, como ya había pasado con la Plata del Concurso Mundial de Bruselas o las puntuaciones de Intervinos o Peñín, entre otros.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.