La llegada de septiembre anuncia tiempos de vendimia y, con ello, el privilegio de poder sumergirse en experiencias enológicas exclusivas entre miles de hectáreas de viñedo y célebres bodegas de las Denominaciones de Origen Ribera del Duero y Rueda. 

Durante este periodo, las regiones vinícolas incrementan la llegada de visitantes en aproximadamente un 40%.  El otoño arranca con una intensa actividad marcada por la selección de la uva, la poda, la carga y descarga, el envío a las prensas para la conversión en mosto. Miles de personas intervienen en estas labores que llenan los campos, las bodegas y los pueblos de los alrededores.

Y Castilla Termal se suma a esta actividad con distintas iniciativas. Así, en Castilla Termal Monasterio de Valbuena (Valladolid), Castilla Termal Burgo de Osma (Soria) y Castilla Termal Olmedo (Valladolid), lo más destacado es el programa ‘Entre Aguas y Viñedos’. Esta experiencia ofrece, además de alojamiento y acceso a sus piscinas termales, botella de vino de bienvenida, visita y cata en una bodega de Denominación de Origen, y cena con maridaje utilizando vinos de la zona. 

Además, es posible incluir el Ritual Ribera del Duero en Castilla Termal Monasterio de Valbuena; una experiencia completa para relajarse combinando las mejores técnicas con las propiedades del vino. Consiste en exfoliación corporal de sal y uva, sauna, envoltura de vino y masaje corporal.

En Olmedo y Burgo de Osma pueden añadir el Ritual antioxidante con vino, donde se combinan las propiedades de las aguas mineromedicinales con esencia de vid roja para proporcionar una experiencia de bienestar profundo. Está compuesto por bañera hidromasaje de vid roja, peeling corporal de pepita de uva y masaje total antienvejecimiento. 

Experiencias únicas 

En Castilla Termal Monasterio de Valbuena, allí donde los monjes cistercienses comenzaron a elaborar sus vinos en el siglo XIII, es posible disfrutar de la experiencia Vinetum 24 horas. Una iniciativa, creada en colaboración con la Bodega Pago de Carraovejas, que incluye acceso ilimitado a la piscina termal, un tratamiento corporal en el que se estimulan todos los sentidos utilizando uvas naturales y un exclusivo aceite antioxidante, así como la visita Territorios y Armonías con cata en la Bodega Pago de Carraovejas. 

Del mismo modo, es posible realizar una cata especial los viernes y sábados, de 18,00 a 19,00 horas, de tres vinos de la Ribera del Duero, de la mano de un experto enólogo en la Bodega de los Monjes del hotel.

Además, visitar Castilla Termal a partir de septiembre permitirá probar el resultado de la añada 2020 de su vino Converso, una variedad 100% Tempranillo Crianza. Criado en barrica de roble francés y americano durante 12 meses y elaborado con una selección de las mejores uvas cultivadas en las zonas altas del viñedo, las que producen los frutos más sobresalientes. 

Visitas a bodegas

No pueden faltar en este periodo las visitas a bodegas y catas especiales. Así, los huéspedes de Olmedo podrán visitar las Bodegas de Alberto y El Hilo de Ariadna, dos de las más reconocidas de la zona. En el Burgo de Osma se disfruta de la visita a El Lagar de Isilla y las Bodegas Dominio de Atauta y en Valbuena se pueden visitar Finca Villacreces, Pago de Carraovejas, Dehesa de los Canónigos, Valdebodega y Baden Numen. 

Desde el hotel se presta asistencia a los clientes con la reserva de visitas y catas, siendo posible en algunas de ellas hacerlo en época de vendimia para conocer en profundidad el proceso, como las Bodegas de Alberto y El Lagar de Isilla.Con el paso de los años, la vendimia ha pasado de ser tan solo el momento de la recogida de la uva y posterior elaboración, a convertirse en un momento más experiencial idóneo para dar comienzo al otoño a través de la gastronomía, bienestar y visitas a bodegas emblemáticas

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *