Barcelona Wine Week la feria líder del vino español de alta calidad, ha sido el lugar elegido para la presentación de este excepcional vino

La familia Miñano Gómez (MGWines) continúa con su apuesta por impulsar el reconocimiento de este vino centenario y devolverle el esplendor que nunca debió perder como joya enológica del mundo. Elaborado en la bodega monovera del grupo familiar (Bodegas Monovar) en Alicante, donde alberga la reserva más importante de Fondillón del mundo, con añadas seleccionadas desde 1930 hasta la fecha.

El Fondillón Siglo XXI, corresponde a la cosecha del año 2000, procedente de las parcelas previamente seleccionadas, su producción se realizó siguiendo las mismas técnicas tradicionales que se utilizaban en el pasado, lo que implica un cuidado meticuloso y una larga espera antes de que esté listo para ser consumido. De las reservas disponibles en la bodega, se han elegido cuatro toneles de 1.732 litros para embotellar una primera edición limitada de 6.000 botellas debidamente numeradas. 

Este Fondillón, es el primero de su década y también el primero de los años 2000 en ser comercializado. Este nuevo vino es una apuesta por la innovación y la calidad. Bodegas Monovar, ha querido reinterpretar este clásico alicantino para degustar en el siglo XXI, sin perder de vista la esencia y la tradición que lo caracterizan.

En la actualidad, el Fondillón de Alicante, continúa siendo apreciado por los amantes del vino en todo el mundo. Su sabor intenso y complejo, así como su historia y tradición, lo convierten en una opción única y exclusiva para aquellos que buscan experimentar lo mejor del vino español.

En palabras de Luis Miñano presidente de MGWines, “El Fondillón es un vino único y exclusivo que forma parte del patrimonio enológico de España y como productores nos sentimos en la obligación de darla la máxima visibilidad, con el objetivo de que sea conocido en el mundo entero”

Sobre MGWines 

MGWines es un proyecto familiar, formado por bodegas que unen la historia de viñedos y tierras singulares para elaborar vinos únicos. Una labor realizada desde la innovación y el respeto a las más arraigadas tradiciones vitivinícolas, donde el cuidado del entorno natural, la biodiversidad y la uva adaptada al terroir, son toda una seña de identidad. Esta forma de entender el vino desde la pasión y la autenticidad, la firma la define como Slow Enology.

El proyecto de la familia Miñano Gómez está compuesto por cinco bodegas ubicadas en distintas regiones vitivinícolas, en las que se trabaja la recuperación de variedades autóctonas, así como la conservación del patrimonio enológico de nuestro país: Bodegas Monóvar, Bodegas Sierra Salinas, Bodegas Lavia, Bodegas Casa Corredor y Bodegas y Viñedos Venta la Vega. 

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *