Me van a permitir que titule este artículo utilizando el estribillo de la célebre canción de Gabinete Galigari, sobre los bares y sus bondades. Ya que, sobre y este y otros temas similares va a ir este artículo


Y es que el cerrar bares, restaurantes y hoteles creo que es el mayor “palo” que ha recibido nuestro sector en muchos años, por no decir en toda su historia. No ha sido a propósito, no hay que buscar culpables, simplemente la pandemia está obligando a hacerlo, no solo en España, sino en todo el mundo prácticamente.

Esto va a repercutir, según estudios, entre un mínimo del 30% y puede llegar a superar el 5=%, en función de lo que dure y como se permitan que se abran, cuando se autorice su apertura.

En todos sitios se dice, y así lo creo yo también que muchos bares no llegaran siquiera a volver a levantar la persiana de nuevo. Y si lo abren, y en función de las condiciones que se pongan, ya veremos lo que duran algunos y si les trae cuenta abrir si se reduce considerablemente el aforo. Creo, además que la naturaleza intrínseca de un bar, y de ahí el titulo de este artículo, va a desaparecer, al menos de momento, El bar como lugar de reunión, tertulia, conversación y amistad en torno a un vino o una cerveza, con su tapa, de risas, alegría, se puede a ver terminado, al menos de momento, como les digo. Si obligan a una distancia sanitaria entre uno y otro, a un aforo muy reducido, seguro que se perderán clientes. Y e sector del vino perderá un gran consumo

En los restaurantes pasa tres cuartos de lo mismo, si tenemos que estar separados o encajados entre mamparas, si donde había 50 comensales ahora habrá 25, si el “plato al centro” para compartir desaparece, entre otras muchas cosas, también lo va a notar y nosotros volveremos a perder de nuevo un consumo importantísimo. Se tendrán que reinventar y volcarse quizá, en la comida a domicilio, pero no es lo mismo.

El sector hotelero, el turismo, el chiringuito de playa, también se notará, el turismo es un gran consumo, 80 millones de turistas, más los millones de españoles que cada verano se volcaban a la playa, era creo, uno de los mayores consumos de vino en todas sus formas, como tal, o en sangría, vino de verano, etc.

Ya habrán oído lo que está recomendando el gobierno alemán, que no se venga de vacaciones a España (No solo a España, igual dicen de Italia y casi todos los países mediterráneos) En Inglaterra se habla igual. Y diciendo esto y tal y como hemos tenido la situación sanitara, ¿Quién va a venir de turismo a España?

también se habla de guardar distancias mínimas entre los pasajeros de un avión, esto encarecerá mucho los, hasta ahora, baratos vuelos que ahora mismo había, lo que también quitará, indudablemente turistas.

En resumidas cuentas, el sector del vino está siendo muy perjudicado por estos sucesos. Cuando se comiencen a abrir bares, restaurantes, hoteles, hay que ver en qué condiciones, hay que contar con el miedo que habrá por parte de mucha gente a ir, aunque estén abiertos, por temor a un contagio. Creo sinceramente que hasta que no se saque una vacuna eficiente o un medicamento que realmente ataje el coronavirus, tendremos muy difícil la recuperación total de nuestro sector.

¡Cuídense!

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.