ULTIMA HORA

Llega la noticia desde Europa que la comisión está estudiando y de manera rápida (quizá antes de que termine este mismo mes) poner en marcha con fondos sobrantes de los adjudicados al sector, la mayoría de estas peticiones que les pongo en el artículo, retirada coyuntural de oferta por parte del sector todas de carácter voluntario, es decir, una destilación de emergencia o crisis, almacenamiento privado, poda en verde.

Importante reseñar que estas medidas serán, en principio, financiadas por los Programas Nacionales de Apoyo al Sector Vitivinícola (PASVE).

A lo largo de la semana les iremos teniendo al corriente e informados de todo esto

Quizá las noticias más importantes de esta semana se basan en la petición por gran parte de los actores del sector, tanto autonómicos, como nacionales e incluso europeos, de medidas para paliar los efectos negativos de la crisis.

Hay que tener amplias miras a la hora de calibrarla y tomarla, como lo que es, una crisis a nivel mundial que nos a afectar con seguridad durante un periodo de tiempo que esperemos sea lo más corto posible, pero que fácilmente puede durar varias campañas hasta que volvamos a la normalidad.

Dentro de esta crisis hay sectores más y menos afectados, sin querer decir que el nuestro es el más afectado, ya que no es así, pero si hay que destacar que, si es de los más afectados, dependemos enormemente de la economía mundial para nuestras exportaciones, de los canales horeca, bares, restaurantes y del turismo y estos si están muy tocados por la crisis lo que hace que nos repercuta a nosotros enormemente.

Al ser mundial, y tener los países más productores, como Francia e Italia en las mismas condiciones que nosotros, el problema se agrava indudablemente.

Así las cosas y como les digo al principio, esta semana hemos podido ver como tanto sindicatos como cooperativas, desde sus asociaciones provinciales, autonómicas, nacionales y la unión de cooperativas europeas han pedido, a saber:

Destilación de Crisis

Inmovilización de vinos

Vendimia en verde

Puesta en marcha de la norma de comercialización

Entre otras cosas. Todo esto se supone que para esta campaña casi ya no daría tiempo, a no ser que se pusiera en marcha inmediatamente, por tanto, quizá sea mejor para la campaña próxima ya que mucho me temo que la situación puede ser peor que la que tenemos ahora mismo y ya es decir

En las primeras actuaciones hay que poner, por parte de las administraciones, mucho dinero sobre la mesa y dinero es lo que va a faltar por tanto como hay que atender, por lo que nos va a costar trabajo el sacarlo. Y hay que ver el precio que se paga por las destilaciones e inmovilizaciones, no sea que sea un precio ridículo y arrastre al precio del mercado libre para abajo, como ya ha sucedido más de una vez.

Las cantidades deberán ser grandes para que surta efecto, los excedentes de esta campaña, a pesar de ser corta, se van a unir a la cantidad elaborada en la próxima vendimia, que de momento apunta a ser buena, aunque aún queda mucho para la vendimia, pero si nos bajan exportaciones, nos baja el consumo interno y nos suben cosechas y excedentes, la situación puede llegar a ser muy mala.

Un consejo que quiero dar es el de la unidad, el ir toso unidos siempre os llevará a mejor puerto que si cada uno va por su lado y echándose en cara a los otros acusaciones, a veces infundadas o al menos sin pruebas concretas, no se puede, y estamos acostumbrados a ello, acusar de cosas, que quizá las haga alguien y hay que atajarlas, por supuesto, pero no se puede generalizar, decirlo y no aportar más pruebas, me refiero a que esta semana hemos vuelto a leer acusaciones y cito literalmente, como “ prácticas prohibidas en la eliminación de subproductos de la vinificación y la adición de azúcares exógenos al vino”. Esto no s puede decir generalizando ya que hace daño al sector y es lo que menos necesitamos

dejémonos de acusaciones y vamos de la mano, entre todos a intentar sacar esto de la crisis tan profunda en la que estamos, no es tiempo de acusaciones, es tiempo de unión y de trabajo

¡Cuídense!.

Javier Sánchez-Migallón Royo

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.