La primera noticia es que VIDRALA, empresa líder en la fabricación de vidrio, va a cerrar uno de sus hornos en España, concretamente en el País vasco, por falta de trabajo. Cerrar un horno de vidrio no es cosa ligera, no es solo darle a un botón y apagar, ya que para ponerlo de nuevo en marcha hace falta tiempo, más del que parece y tiene un coste importante, por tanto, a la hora de decidir cerrar un horno se ha pensado mucho y se debe, como es natural, a una bajada de ventas importantes, se trata de vidrio para bastantes usos, pero las botellas para vino son una partida importante, esto nos lleva a pensar que ha habido una rebaja de demanda de botellas importante. Recuerden que hace apenas un par de años la escasez de botellas era tremenda, no había botellas y las daban casi a cuenta gotas. Recuerdo una noticia de que Argentina había comprado botellas en Turquía por no tener allí, esto demuestra que era a nivel mundial la escasez que había, debido principalmente también a haber cerrado hornos las vidrieras por la pandemia y el descenso de consumo. Ahora, superada en teoría la pandemia, vuelve a haber un descenso de consumos de botellas, lo que, como les digo, es significativo y se une a la falta de consumo de vino en España y en el mundo entero.

            Otra noticia a tener en cuenta es el titular “El parón del comercio internacional reduce en un 25% el tráfico de camiones en los puertos” Igualmente les comento que no es solo camiones de vino, hablan de camiones en general, pero no duden que los de vino están incluidos en estas bajadas de comercio. Y esto es señal inequívoca del descenso de las exportaciones también en el ámbito mundial, no solo nacional. Una gran cantidad del vino que exportamos, exceptuando las exportaciones a países europeos limítrofes, se efectúa vía marítima, esta reducción, como digo nos afecta y yo diría que doblemente, en primer lugar, por la reducción de exportaciones de vino. En segundo lugar y globalmente a una reducción del comercio en general lo que nos indica menor consumo y mayor crisis económica general, que nos afecta igualmente al sector del vino, como a todos los demás sectores económicos.

            Estas dos noticias de esta semana, tal y como título el artículo, nos debe hacer reflexionar, el estado en el que estamos es un profundo problema afectado por la economía mundial y que, en caso del vino, que no olvidemos, no es un producto de primera necesidad, se puede acusar aún más, como yo digo siempre, en el supermercado, a la hora de hacer la compra, se tira antes de la caja de leche que de las del vino, eso es indudable, si hay que prescindir de algo el vino es de los primeros.

            Y para remate de males, a pocos día de que entre en vigor la nueva normativa de etiquetado en la Unión Europea, cuando todo el mundo tiene ya preparadas, pedidas, imprimidas y compradas las nuevas etiquetas, nos dicen que hay un cambio y que esos millones y millones de etiquetas no valen, con el perjuicio económico que conlleva y la practica seguridad de incumplir la normativa al no haber tiempo material para imprimir las nuevas. Me costa que hay conversaciones para evitar o paliar esto y que probablemente se quede en nada o al menos amplíen plazos. No sé definitivamente como quede la cosa, tan pronto lo sepamos les informaremos de este extremo.

Cuídense mucho y ya saben, PROMOCIONEMOS EL VINO. LA VIDA SIEMPRE MEJOR CON VINO.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *