«El aumento general de la producción, en comparación con la campaña anterior, está respaldado por la mayoría de las regiones vitivinícolas, con la excepción de las regiones del Tajo y Lisboa. Es en las regiones de las terras do D’o, Terras da Beira y Duero y Oporto donde se prevén los mayores crecimientos de producción (iguales o superiores al 30%), en comparación con la campaña anterior»


Se espera que Portugal finalice 2019 con un crecimiento de la producción de vino de alrededor del 10% en comparación con la cosecha anterior de 2018, Según las estimaciones más recientes del IVV – Instituto de Viñas y Vinos y OIV – Organización Internacional de Viñas y Vinos Según la última nota informativa del IVV, «se estima que la producción de vino en la campaña 2019/2020 alcanzará un volumen de 6,7 millones de hectolitros, lo que se traduce en un aumento del 10% en comparación con la campaña 2018/2019».

«El aumento general de la producción, en comparación con la campaña anterior, está respaldado por la mayoría de las regiones vitivinícolas, con la excepción de las regiones del Tajo y Lisboa. Es en las regiones de las terras do D’o, Terras da Beira y Duero y Oporto donde se prevén los mayores crecimientos de producción (iguales o superiores al 30%), en comparación con la campaña anterior», dijo la nota IVV.

Según la institución presidida por Bernardo Gouvá, «en general, las uvas se presentan en un buen estado fitosanitario sin registro de enfermedades o plagas que causaron daños significativos, como consecuencia de las favorables condiciones climáticas observadas hasta esta fecha.

Las estimaciones de la OIV, presentadas por el director general de la institución, Pau Roca, en una rueda de prensa internacional el 31 de octubre, en la sede de la organización en París, van en la misma dirección, apuntando a un crecimiento del 10% en la producción de vino en comparación con el año pasado. «Portugal, con 6,7 millones de hectolitros en 2019, es el único país de la Unión Europea con una producción superior al año anterior (+10%/2018) y por encima de su media de los últimos cinco años (+4%)», señala la OIV.

En el top 20 de los países productores de vino más grandes del mundo preparado por la OIV, Portugal, que ocupa el puesto 11 en volumen de producción, se encuentra el país de más rápido crecimiento, tanto en términos porcentuales, (10%), como en términos absolutos (600.000 hectolitros). También se destacan, pero ya fuera del espacio comunitario, Rusia, con un aumento del 8% en comparación con la campaña de 2018, equivalente a un aumento de la producción de unos 500.000 hectolitros, Sudáfrica (más 3%, un aumento de 200.000 hectolitros) y Georgia (aumento de 1 1 %, pero valor residual en términos absolutos).

El ranking de la OIV no tiene datos disponibles sobre China, pero estos cuatro países son excepciones a la regla en la producción mundial de vino en la campaña de 2019. Italia y Francia, los mayores productores de vino del mundo, registrarán una caída del 15% en la producción: 8,2 millones menos de hectolitros en el caso italiano, más que toda la producción prevista para Portugal, menos 7,2 millones de hectolitros en el caso francés. Al lado de España, la caída relativa de la producción sigue siendo mayor, en el 24% en comparación con los vinos producidos en la campaña anterior, con una caída de 10,6 millones de hectolitros.

Este es el caso más negativo en la ola global de pausas de producción de vino prevista para 2019, con una caída global que el oig estima en un 10% menos, una reducción de la producción de 30,6 millones de hectolitros.
Se espera que Alemania caiga un 12%, se espera que Grecia pierda un 8%, se espera que Austria caiga un 4%, al igual que Rumanía, y en Suiza se espera que caiga un 6%, al igual que Hungría.

En el hemisferio sur, además de dicha excepción de Sudáfrica, las perspectivas deberían ser las mismas, con descensos previstos del 10% para Argentina, del 3% para Australia, del 1% para Nueva Zelandia y del 5% para Brasil.

El crecimiento del 10% en la producción de vino en Portugal debería sentirse más en las regiones de Dao y Beira Interior, con crecimientos esperados del orden del 25%; en el Duero, con un aumento esperado del 30%; en Távora-Barosa, con una evolución expectativa del 25%; y en Trás-os-Montes, con un aumento esperado del 20%. Pero las regiones del Alentejo (más 10%), Península de Setúbal (más 10%), Madeira (más 10%), Azores (más 11%) y Minho (más 10%) también entrar en este campeonato para aumentar la producción de vino para 2019. Excepciones son las regiones de Bairrada (- 18%), Lisboa (-10%) y el Tajo (- 5%).

En términos de calidad, los líderes de ivv destacan el Duero, con «buena calidad»; la Península de Setúbal, siendo «espera una cosecha de excelente calidad»; y las Azores, donde la expectativa «es buena / excelente año del vino».

Comparte en tus redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *