El que ha sido su director desde su primera edición, celebrada en el año 2001, ha retrasado su anunciada jubilación para hacerse cargo de la feria, una vez más


Lanza. es- Manuel Juliá volverá a dirigir la Feria Nacional de Vino, FENAVIN, en su decimoprimera edición, cuya celebración está prevista para mayo del año 2021. Pese a su anunciada retirada, el que ha sido su director desde sus inicios, en 2001, ha decidido retomar la gestión del equipo que desarrolla la feria, tras la expresa petición del sector del vino, una demanda a la que ha sido sensible José Manuel Caballero, presidente de la institución que la impulsa, la Diputación provincial de Ciudad Real, como ha podido saber Lanzadigital.

Juliá continúa con este proyecto con la voluntad de “seguir perfeccionando cada uno de los sistemas que son las columnas más sólidas de FENAVIN a la hora de generar negocio y que la hacen más fuerte”. En este sentido, ya trabaja en la mejora de los instrumentos para establecer contacto con los compradores -como el programa ‘Contacte con…’-, “unas mejoras que pasan por el análisis de los perfiles de los miles de compradores que han trabajado con nosotros”. En este sentido, y como ha contado a este periódico, “buscamos que estos perfiles de comprador se ajusten a las necesidades que tienen los vinos españoles, en este momento en el que está más claro que nunca que la salida para el vino de nuestras bodegas no es el consumo interno, sino las ventas al exterior, ya que necesitan sacar fuera, al menos, un 60% de su producción”.

Otro de sus grandes objetivos para la próxima edición “es reforzar la simbología de la identidad de FENAVIN como feria nacional”. Juliá recuerda que “tuvimos claro desde el primer momento que ese era su perfil, por lo que no aceptamos vino de otros países: ésta es la feria del vino español, algo que en la práctica es evidente, puesto que cualquier otra feria española está a años luz de los datos de la que impulsa la Diputación provincial”. Ese refuerzo de la imagen nacional de la feria, “no sólo llega desde la perspectiva del negocio real y práctico que se produce en Ciudad Real, durante tres días, sino también como foro de debate en el que es posible analizar la problemática del sector y buscar soluciones desde diferentes puntos de vista”.

En cuanto a la innovación, “FENAVIN no ha parado de aplicarla año tras año, por lo que no es un objetivo concreto para este año, sino una fórmula de trabajo”. De hecho, como ha señalado “tengo constancia de que la feria Vinitaly ha investigado nuestras herramientas de negocio y va a incorporarlas a su funcionamiento, haciendo, por ejemplo, programas específicos de compradores”.

La Junta de Gobierno de la Diputación provincial aprobó, el pasado 26 de noviembre, la puesta en marcha de toda la maquinaria que hará posible su celebración en 2021

Hay que recordar que, el pasado 26 de noviembre, la Junta de Gobierno de la Diputación Provincial de Ciudad Real, organizadora de la feria, aprobó la puesta en marcha de toda la maquinaria que hará posible su celebración, previsiblemente, en las nuevas instalaciones del pabellón ferial.

18.340 compradores para 1.946 bodegas, en la última edición

Durante la última edición de FENAVIN, la décima, un total de 18.340 compradores, 4.225 de ellos internacionales, mantuvieron una media de 27 reuniones de negocio durante los tres días de feria, con las 1.946 bodegas que trabajaron en ella.

Como valora Juliá, una de las muestras de la potencia de la última edición celebrada en Ciudad Real es que el 22% de las empresas compradoras internacionales presentes en la feria tenían un volumen de facturación que se encuentra entre los 5 y los 25 millones de euros anuales, un dato que habla de la importancia y el interés que despierta el escenario creado en Ciudad Real para favorecer el negocio del vino.

Comparte en tus redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *