La ingesta per cápita de la bebida en el país es de apenas 1 litro al año frente a naciones europeas donde el consumo alcanza el litro por semana.


Si bien el consumo de vino per cápita en México ha crecido hasta alcanzar 1 litro, esto apenas representa una pequeña fracción de la ingesta personal de la bebida en otros países.

El líder mundial en este rubro es Portugal, cuyo consumo por persona es de 62 litros anuales, es decir, poco más de 82 y media botellas regulares (750 ml), algo así como una cada 4 días y cachito. Esto de acuerdo con cifras de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

El segundo puesto mundial de consumo per cápita pertenece a Francia, donde al año se ingieren unos 50 litros (66.6 botellas), seguido de Italia, con 44 litros anuales (58.6 botellas) y Suiza, con 36 litros (48 botellas).

El consumo global de este fermentado elaborado a base de uva alcanzó los 24,600 millones de litros en 2018, de los cuales apenas poco más de 126 millones se ingirieron en México, algo así como el 0.5% a nivel mundial.

“Para los próximos 10 años el crecimiento de consumo es exponencial, estamos calculando que el mercado va a crecer un 40%, irónicamente la producción se mantiene estable, creciente”, indicó Hans Backhoff, presidente del Consejo Mexicano Vitivinícola.

Pau Roca, presidente de la OIV, destacó que el consumo a nivel global también registra incrementos, además de que el intercambio de esta bebida ha llevado a que 1 de cada 2 botellas que se producen cruza fronteras entre países.

En su exposición, destacó además que Francia es el tercer país que más vino exporta por volumen, pero el que mayores ingresos registra por esto, lo que quiere decir que su vino es más caro.

“¿Dónde está el gran valor añadido? En el espumoso, sobre todo el Champagne”, destacó. Fuennte:

Comparte en tus redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *