Efectivamente los lagares han comenzado a cerrarse y en los próximos días se cerrarán todos y se podrá dar por finalizada la vendimia a nivel nacional. Una vendimia que cada vez se acorta más, por un lado, cuando lo que vendimian son máquinas y todo lo contrario cuando son personas debido a la falta de mano de obra principalmente. Y una vez cerrados los lagares, comienzan otras cosas…

La comercialización, por un lado, la segunda vendimia, la de los papeles, que merece artículo aparte en las próximas semanas. La de seleccionar los vinos para su guarda, barricas, etc. Y la de la venta, a granel o embotellados, en la exportación o en el mercado nacional…

Termina la vendimia con menos problemas de los esperados al final, ya que la pudrición que tanto preocupaba se cortó por la falta de lluvia y los fuertes calores. Por tanto, la cantidad de uvas que llegaron en peores condiciones ha sido mínima y podemos decir que tendremos una cosecha de muy alta calidad, para recordar probablemente. Lo que en un principio parecía un inconveniente que era la uva de secano en algunas zonas, la lluvia remedió ese posible problema de maduración y no ha habido problemas.

Hay que destacar la graduación de los mostos y, por tanto, de los vinos, al final muy alta, excesivamente alta. Si evaluáramos la cosecha por absolutos, como se hacía hace años, la merma seria mucho menor. Al final han entrado uvas que van a dar, en blancos también, vinos por encima de los trece e incluso catorce grados. Un vino que no es, sobre todo en blancos y tintos jóvenes, comercial. Nos pasa justo lo contrario que la vendimia pasada, en la que los vinos tenían muy poco grado. Si contamos con casi nueve millones de hl. de excedentes de la campaña pasada quizá sea la solución al final, y es mezclar esos vinos de muy baja graduación, con los de alta de este año, para sacar un vino que se pueda comercializar mejor. Quien no tenga, pues la verdad es que sacar esos vinos le puede costar trabajo, más cuando, al venderlo por hectógrado, son vinos que valen mucho más dinero. Quizá sea año, de una vez por todas, de comenzar a dejar este anticuado modo de liquidar los vinos y comenzar a hacerlo por litro y en función de la calidad, no del grado, tema que puede ser para comentarlo en otro artículo.

En cuanto a cantidad, la última estimación del ministerio la sitúa en 38,1 millones de hl de vino y mosto. Inferior, por tanto, y cantidad esta que quizá baje algo más en la siguiente estimación. A nivel europeo también se espera una reducción importante, que nos evaluaran en pocos días, pero que se espera que baje de los 160 millones de hl en la UE. 38 millones de hl. son 12 menos que la campaña pasada, aunque esta fue grande, por encima de los 50 millones. Y precisamente por eso, esta baja cantidad se ve compensada, en parte, por los casi nueve millones de hectolitros más de excedentes que tenemos este año con respecto al pasado.

Y llega la hora de comenzar a comercializar estos vinos. A nivel de exportación hay que ver, de aquí en adelante, como se comportan los mercados internacionales, de momento parece que Sudamérica, con precios muy bajos, se puede llevar operaciones. En el ámbito europeo, Italia está comenzando la campaña también de forma agresiva, situando precios por debajo de España, como por otro lado suele hacer, y llevándose algunas partidas. No obstante, en España se espera también comenzar a exportar a marchas más o menos normales.

Los mercados interiores, como siempre, bajos, con poca demandan los 10 millones que gastamos en el consumo interno, y muy influenciados los precios por las grandes superficies a la hora de vender embotellados, no están aceptando la natural subida de precios que está teniendo el vino.

Al fin y al cabo, lo normal de cada año, los naturales problemas. En estos momentos los graneles se encuentran en un tira y afloja de precios, los elaboradores pretenden subidas importantes con respecto al precio que tenia el vino hace un par de meses, cifrando los precios de blancos FT sobre los 3 euros Hº, los FC 3,30-3.50 y los tintos comerciales sobre 3.60-3.80. De momento a estos precios casi no hay operaciones por lo que conviene esperar a que el precio se generalice, ya que los compradores, de momento, no pagan esos precios.

Comparte en tus redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *