Por mucho que se repitan, no me acostumbro a asumirlas cuando se vierten y no me explico qué gente que lleva toda una vida en esto (quizá ese sea el problema y tenga que haber renovaciones) sea capaz de decir estas barbaridades, por llamarlas de alguna manera y hacer, creo que inconscientemente, tanto daño al sector.


TORRES_191212_Pirene

Hacer declaraciones con las que se afirme o insinúe que el precio del vino está bajando, y que es poco menos que una ruina, ayuda a que, si había algún resorte donde apoyarse para estar firmes en los precios, se derribe de un plumazo, provocando que, si el vino está a la baja, baje aún más, ya que si alguien no lo sabía, dejan muy claro que el precio del vino a granel está a la baja. Sin embargo, ofrecen una idea de una bajada más profunda de la que realmente es, o era al menos hasta ahora.

¿Y a quién culpar? Cómo no, al industrial, al embotellador, al comprador de vinos y de paso llamar la atención sobre el elaborador y las cooperativas, todo el mundo cae en mayor o menor proporción ante sus críticas. ¿Todo el mundo?, luego lo veremos…

Y las razones, para echarse a reír, si no fuera por la seriedad del asunto, ya que dice: “están intentando bajar los precios generando incertidumbre y comprando vino a cuentagotas, lo que tiene un efecto muy negativo en el mercado”, declara el presidente de ASAJA CLM, Fernando Villena. Es decir, acusa al comprador de comprar con cuentagotas, vamos que hiciera o no hiciera falta, hay que comprar vino en cantidades industriales, con el fin, claro está, de hacer subir el vino y así que le cueste más comprarlo… Como verán, ridículo, y además es meterse en el libre comercio. Cada uno compra lo que quiere, cuando quiere y, lógicamente, intentando hacerlo al menor precio posible, igual que el vendedor lo intentará hacer al mayor precio: es el mercado. ¿Cómo vería que alguien dijese, cuando el vino sube y hay poco, que el vendedor debe inundar el mercado de ofertas para que el vino baje? Ridículo ¿verdad? Además, lo califica de profunda deslealtad al mercado…

Luego acusa a las cooperativas de vender muchas veces bajo coste. ¿Qué coste? Las cooperativas en teoría no tienen coste de compra de uva, lo debería saber. Y luego culparlas de vender a bajo precio. ¡¡Que más quisieran ellas que vender mucho más alto!! Volvemos a la ley del mercado, oferta y demanda, que parece que no lo tiene muy claro.

Como solución propone fuertes sanciones y que se persiga a los empresarios por “abusar” en sus operaciones comerciales. Es decir, hay que sancionar al empresario que compra solo lo que necesita y además pretende comprar lo más barato posible. Vuelvo a decir que es de risa, si no fuera cosa tan seria.

No llego a comprender estas declaraciones, ni vienen a cuento, ni son ciertas y proponen cosas que casi se podrían tildar de ilegales, en el aspecto de que la ley no puede perseguir estas cosas y formas.

Termina diciendo que la cosecha ha sido más bien corta, cierto, pero no cuenta o no quiere contar con los excedentes que tenemos. Siempre echo de menos declaraciones parecidas cuando el mercado está justo al revés… Nunca se dan, ténganlo por seguro.

En cuanto a quién se culpa de todo esto, como preguntaba antes ¿está todo el mundo?, ¿no echan de menos a alguna parte del sector? Efectivamente, como es sindicalista agrario, deja al margen como parte de culpa al agricultor.

Nunca me meto con un sector tan importante, y no lo quiero hacer ahora, pero en esto hay que reconocer que todos tienen o tenemos nuestra parte de culpa, y el agricultor también. Dejando aparte el costo, el precio de la uva y tantos otros parámetros, las producciones de 40, 50 o 60.000 kilos por hectárea no deberían permitirse. Y ¿quién tiene más culpa, el elaborador que compra uva, que abre la bodega y coge lo que le llega o el agricultor que le mete 50.000 kilos por hectárea?

Pero claro, sobre las sobreproducciones no se mete, ni habla ni lo comenta y eso le lleva a ser partidista y a intentar manipular la opinión. No expone todos los datos y simplemente ataca, sin fundamentos, al resto del sector como culpables.

En fin, no sé si seré L´enfant terrible del sector, no lo pretendo, pero estimo que este tipo de declaraciones hacen daño al conjunto del sector y eso, la verdad, no lo permito y escribo y escribiré denunciando estos abusos.

Con este artículo no quiero dañar ni a la persona que ha hecho estas declaraciones, ni a la organización a la que pertenece, a la que hay que adjudicarle innumerables éxitos, pero sí creo que deberían pensar en el conjunto del sector antes de emitir estas declaraciones e ir jubilando a gente, para dar paso a otros con las ideas más claras y mejor criterio.

Comparte en tus redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *