De las vendimias de Bela (D.O. Ribera del Duero), Roger Goulart (D.O. CAVA) y Virgen del Galir (D.O. Valdeorras), la bodega espera también “grandes vinos”


7 de noviembre de 2019. La bodega familiar Compañía Vinícola del Norte de España (CVNE) hace balance de “una buena vendimia en Rioja en 2019, algo más escasa en cantidad que la de 2018, pero con una alta calidad”. Así lo ha afirmado María Larrea, directora técnica de CVNE y Viña Real. Las óptimas condiciones de los viñedos durante todo el ciclo madurativo ya auguraban una cosecha excelente. Sin embargo, tal y como explica, “a mediados de septiembre, unas fuertes lluvias amenazaron con afectar a la calidad y a la cantidad de la uva y temimos incluso que pudieran surgir focos de brotitis. Por suerte, tras las lluvias, tuvimos un final de septiembre y unos comienzos de octubre con buenas temperaturas, días secos con viento norte y noches frescas que disiparon esta amenaza”.

En el caso de Viñedos del Contino, Jorge Navascués, enólogo de la bodega, considera que se trata de una vendimia con menos vigor en el viñedo, respecto a la añada anterior, con racimos más compactos y uvas de menor tamaño, clave a la hora de garantizar la máxima calidad: “Todo ello, ayudado de un perfecto estado sanitario del viñedo, han permitido que cataloguemos la añada como “excelente” con posibilidades de ser un año memorable en la historia de nuestros vinos, con una magnífica tanicidad y alto potencial aromático, con gran capacidad de envejecimiento”.


La recolecta de la uva comenzaba el 11 de septiembre en Viñedos del Contino. Al día siguiente, se recogían las primeras uvas blancas para Cune y unos días después, el 16, comenzaba la recolección de las tintas para Cune tinto. Los frutos para elaborar Viña Real e Imperial comenzaban a recogerse más tarde, a partir del 23 y 24 de septiembre respectivamente. El trabajo en las viñas se ha prolongado hasta mediados de octubre.

La vendimia se ha llevado a cabo, como cada año, de forma escalonada, cualitativa, clásica y de estricta selección tanto para CONTINO, como para IMPERIAL, el vino icónico de Rioja que se elabora en la centenaria bodega de Haro.

Ribera, Cava y Valdeorras

La vendimia también ha finalizado en la D.O. Ribera del Duero, D.O. CAVA y la D.O. Valdeorras, donde CVNE cuenta con las bodegas Bela, Roger Goulart y Virgen del Galir, respectivamente. En el caso de Roger Goulart, la cosecha ha sido compleja por la climatología, pero el equipo está muy satisfecho con la calidad de la uva recogida. Por su parte, en Bela la producción ha sido inferior a la cosecha 2018, pero con unas uvas de excelente calidad y buen estado sanitario, obteniendo vinos equilibrados y con buena  estructura. 

Y en Virgen del Galir la vendimia ha sido más temprana que en 2018, pero menos madura, más fresca, generosa en producción, con vinos aromáticos y menos estructurados. Debido al buen estado sanitario de la uva, la escasez de lluvias y una buena relación entre alcohol y acidez, según Jorge Navascues, enólogo de la bodega, “la añada se presenta más aromática, estructurada y atlántica. Puede ser un gran año”.

Comparte en tus redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *